Da la impresión de que el retraso en el derribo de las 47 viviendas era para que Compromís pudiera criticar al PP

 14.11.2017.- Ha finalizado la demolición de las 47 viviendas que quedaban en pie de las conocidas como 98 viviendas en el barrio de los Molinos. Las otras 51 viviendas se derribaron con anterioridad y aunque ahora el portavoz de Compromis, sr. Penalva, pretenda criticar a los anteriores gobiernos, lo cierto es que fueron los que iniciaron un expediente complejo por el deterioro que presentaban las viviendas con un aspecto de ruina y la conflictividad social que siempre ha rondado a estas viviendas desde su construcción en el año 1.982. De tal modo que los anteriores gobiernos de la Generalitat, primero derribaron las 51 viviendas y en mayo de 2015 redactaron el proyecto de demolición que ahora se ha realizado.

Lo cierto es que el Alcalde y el Gobierno Municipal han realizado numerosas gestiones ante la Consellería por el estado ruinoso de las viviendas y las concentraciones indeseables y peligrosas para la integridad física de las personas que accedían a las mismas, en demanda de su demolición en primer lugar y a continuación iniciar las conversaciones para que este solar, propiedad de la Generalitat Valenciana, de cerca de 23.000 m2, destinado a la construcción de viviendas sociales, sirva para regenerar un barrio que necesita una actuación decidida por parte de las administraciones.

Entendemos el retraso desde el año 2015 que estaba preparado el proyecto de demolición y que el nuevo gobierno de la Generalitat se haya tomado un tiempo para revisarlo, después lo ha licitado y finalmente derribado, pero utilizar el retraso, hasta cierto punto comprensible, para criticar a los anteriores gobiernos de la Generalitat, como ha hecho el sr. Penalva, de Compromís, es faltar a la verdad y pretender erigirse en defensor de las actuaciones del actual gobierno de la Generalitat a toda costa, utilizando argumentos sin consistencia, tan sólo provoca rechazo.

No tiene desperdicio el sr. Penalva, de Compromís, que critica a partes iguales al PSOE y al PP por no ejecutar un convenio que se firmó por el Gobierno Central, el Autonómico y el Local para conseguir la regeneración de un barrio. Pero lo cierto es que el proyecto que contemplaba una inversión de 27 millones de euros se fue al traste, no por desidia de los respectivos gobiernos firmantes de ese Convenio y aunque nos duela que no se haya llevado a buen término, hay que recordar que tras la firma del mismo, hubo una gran crisis económica y financiera de la que todavía estamos sufriendo las consecuencias. No reconocer ese detalle, caracteriza perfectamente a los que tienen el único objetivo de criticar.

Siempre han defendido el Alcalde y el Gobierno Municipal el PP de Crevillent la necesidad de la demolición del edificio y la limpieza del solar que ahora ha concluido, se han hecho muchas gestiones para conseguir este objetivo, necesario para abordar en un futuro la regeneración de este emblemático barrio de Crevillent, las apariencias indican que es un objetivo compartido por los grupos políticos locales pero la experiencia de otras ocasiones nos indican que una cosa es la que se defiende en momentos determinados porque las circunstancias estratégicas lo aconsejan y, sin embargo, a la hora de la verdad se aplican a otros intereses, sólo el tiempo dirá donde están las prioridades.

                                                          EL CONCEJAL DE OBRAS

                                                          Manuel Moya Ferrández.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies