Daniel Jiménez de Cisneros y el Aragonito de la Sierra de Crevillent

La sierra de Crevillent vuelve a estar en el candelero gracias a la labor que sobre ella desplegó el paleontólogo Daniel Jiménez de Cisneros y al empeño de los crevillentinos Daniel Belmonte y Ana Satorre, por recuperar la figura de este naturalista y sus trabajos sobre la citada alineación montañosa. El aragonito es uno de los minerales que Jiménez de Cisneros identificó en esta sierra a comienzos del siglo XX. Estos dos arqueólogos han remitido unas muestras del citado mineral a tres destacados museos en el ámbito de las ciencias naturales y la mineralogía: el Museo de Historia Natural de la Universidad de Valencia, el Museo Geominero del Instituto Geológico y Minero de España -IGME- y el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid. Desde hoy estas instituciones custodian en sus colecciones permanentes el aragonito de la sierra de Crevillent.

En la península ibérica son las zonas del centro y este peninsular las que concentran algunos de los mejores yacimientos, tal y como indica Ramón Jiménez, conservador de la colección de minerales del Museo Geominero del IGME. En Alicante, tal y como se recoge en los trabajos del citado autor, hasta ahora sólo se ha publicado su presencia en Petrer, Novelda y Crevillent.

El yacimiento de Crevillent fue dado a conocer por Jiménez de Cisneros hacia 1914, tras una de sus numerosas visitas a esta sierra. En 1919, Pedro Castro, quien acabaría siendo catedrático de mineralogía de la Universidad de Sevilla, recogía la referencia de Jiménez de Cisneros indicando en una breve nota que “por falta de tiempo”, se limitaba a consignar esa nueva localidad, sin recabar ni aportar mayor información. Tras los trabajos de Jiménez de Cisneros el yacimiento cayó prácticamente en el olvido y nada se sabía de su localización precisa. Hace algo más de dos décadas, D. Belmonte, arqueólogo conocedor de la sierra de Crevillent, localizó de nuevo el punto de la sierra en el que aflora el aragonito citado por Jiménez de Cisneros. Un punto que, por el momento, consideran preferible no dar a conocer para evitar expolios. Este último aspecto es, por desgracia, uno de los peligros a los que se puede ver sometido el patrimonio geológico, paleontológico y arqueológico de la sierra de Crevillent. Por ello los arqueólogos inciden en la necesidad de hacer una adecuada labor de difusión y de didáctica, mostrando la enorme riqueza de esta sierra, a la vez que enseñando a respetarla y cuidarla y preservarla así para generaciones futuras.

Como señala uno de los principales especialistas en mineralogía valenciana, Juan Miguel Casanova: “Los trabajos de Jiménez de Cisneros son la base para conocer la mineralogía alicantina”. El mismo autor refiere que Jiménez de Cisneros “citó por primera vez numerosos de yacimientos minerales de Alicante”, caso éste del aragonito de Crevillent. Sin embargo, concluye Casanova, a pesar de “las importantes aportaciones que realizó Jiménez de Cisneros al conocimiento de la mineralogía de la provincia de Alicante [éstas] no han sido lo suficientemente valoradas.”

En los próximos meses D. Belmonte y A. Satorre, junto a su colega F. J. Molina, pretenden publicar un breve trabajo, en colaboración con el citado conservador del Museo Geominero, Ramón Jiménez, para caracterizar de manera más precisa el yacimiento de aragonito de Crevillent y dar a conocer sus peculiaridades mineralógicas. Del mismo modo se pretende con ello continuar con la labor de recuperación de la figura de Jiménez de Cisneros y sus trabajos sobre la sierra de Crevillent, iniciado hace ya años desde la propia Universidad de Alicante y el Instituto Jorge Juan. Desde 2017 Belmonte y Satorre vienen impulsando las iniciativas que, con el apoyo del Ayuntamiento, están permitiendo recuperar la figura del naturalista. Para estos arqueólogos, la implicación de los nietos de Jiménez de Cisneros está siendo esencial en esta labor, así como también el apoyo de las diferentes instituciones y personas que, desde hace ya un tiempo, les están respaldando en estas iniciativas desarrolladas desde Crevillent.

  1. La directora del Museo de Historia Natural de la Universidad de Valencia Anna García Forner junto al técnico del museo José Antonio Villena, mostrando el aragonito de la sierra de Crevillent tras su recepción (Fuente: José Antonio Villena. Anna García Forner. MHNUV).

  1. Edificio del Museo Geominero, emplazado el Instituto Geológico y Minero de España, en Madrid, donde ya está expuesto el aragonito de Crevillent, en la sección de minerales de la Comunidad Valenciana (Fuente: https://www.igme.es/museo/)

  1. Vitrina del Museo de Historia Natural de la Universidad de Valencia con el aragonito expuesto de la sierra de Crevillent (Fuente: José Antonio Villena. Anna García Forner. MHNUV).

  1. Texto de Jiménez de Cisneros, publicado en 1915 en el Boletín de la Real Sociedad Española de Historia Natural, con la primera referencia al aragonito de Crevillent (Fuente: https://bibdigital.rjb.csic.es/records/item/10572-redirection).

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies